dilluns, 29 de març de 2010

DIARIO DE VIAJE DE UN BORRACHO SOLITARIO 5

*vienedelanterior

Entonces ella me cogió de la mano. Me llevó como si fuese una colegiala enamorada con un ataque de ninfomanía aguda a un callejón sin salida. No entraban ni salían coches debido a su estrechez. Realmente no sabía que función tendría ese callejón. Quizás a otras horas se llene a partes iguales de jóvenes parejas para practicar el precioso arte del folleteo y de yonkis inyectándose su dosis. Fuese lo que fuese, pasaba la brigada de limpieza. Porque aquello estaba limpio, casi impoluto.
Allá, quitó mi cinturón, me bajó los vaqueros y me hizo una de las mejores mamadas de la historia.
Sin duda estudiaba música. Especialidad: algún instrumento de viento.
Me limpió todo con su boca hasta que quedó realmente reluciente. Tan reluciente que quizás era la vez que veía mi polla tan limpia y brillante. Me subí el pantalón, le di un beso en la frente y ya cuando me iba le dije:
-¡Suerte en tu carrera!
-¿Qué carrera?
-Esto..nada, cosas mías. Adiós hermosa


Eso me desconcertó. No sabía si era ella quien me tomaba el pelo o era su tía. Es más, no tenía claro si en realidad era su tía o no. Quizás aquello era una sucia patraña y la camarera indiscreta era una madame de Tercera División. Esas dudas asaltaron mi cabeza y duraron diez segundos. Lo que tardé en encontrar el mechero. Me encendí un cigarro y se me olvidó por completo. En el fondo estaba feliz. Quizás me hubiesen engañado,pero, era un engaño que poco me importaba.Y, menos aún, me molestaba. En realidad nada. Había bebido y me había corrido. Era feliz en aquel momento.
Siempre quiero más, así que sabía que duraría poco.Había que aprovecharlo. Y, como dijo Machado, "caminante no hay camino se hace camino al andar", a eso me dispuse. Sin rumbo fijo, sin saber mi destino. Y, andando encontré un estudio de tatuajes. Los tatuajes es un mundo que me apasiona y, como buen vicio que es, también soy un adicto a la tinta. Entré y me tatué.
El tatuador era un rocker que dominaba el estilo Old School y amante de su moto. Normalmente no suelo prestar mucha atención a lo que me dicen. Y menos cuando me están pinchando el pecho. Así que eso es lo único que recuerdo. A la chica de la entrada la recuerdo más. Más y mejor. Esa chica la tendré en mente en momentos de soledad. Mi mente la quiso seleccionar como musa. Contra eso no pensaba luchar. Era perder el tiempo.
Acabado el tatuaje y como el vicio llama a más vicio me dirigí en búsqueda de un bar. Hacía buen tiempo. No es que los putos pajaros cantasen ni que oliese a la rancia primavera. No, nada parecido a esa mariconada. Simplemente no hacía frío, y, eso era de agradecer en esa tierra de malditos. Después de caminar no menos de quince minutos, mis pies pedían un descanso y mi hígado su dosis. A ellos sí que les hacía caso. Senté mi trasero en la terraza de un bar. Encendí otro cigarrillo y esperé a que llegase el camarero.
Allá sentado, tuve contacto de nuevo con los seres odiosos del primer día : las jodidas palomas. Esta ciudad parecía ejercer de imán a estos seres. La diferencia respecto al primer día es que por entonces las tenía lejos y estaba enfermo. Ahora no. Tremendamente cerca y repleto de energía y odio. Era mi momento. El momento de la venganza. Tenía la idea dictatorial de ejecutar un plan de exterminio. Y, esas palomas iban a ser las primeras.





-------CONTINUARÁ-------

5 comentaris:

  1. Mucha libertad das si puedo escoger qué creo real y que ficticio. Supongo de ese dato que te suda la polla lo que yo decida(y cualquiera que se precie a pasar por aquí). Bueno,realmente es un buen punto de vista.

    La cosa se va animando, ahora tenemos incluso gloriosas felaciones. Las putas palomas son unas cerdas, casi tanto como las gallegillas con caras de pánfilas.

    De todas formas, entre tanta cerveza, tantos cigarros y tantas ansías de fornicar no se le ve el corazón al borracho solitario por ningún sitio. Yo creo que pudiera tenerlo ahogado en un vaso de vodka o quemado por la nicotina. ¿Siente o lo único que siente es no sentir?

    En realidad no busco respuestas, sólo escupo lo que se me pasa por la cabeza leyendo los capítulos.

    Volveré :D

    ResponElimina
  2. Por favor sigue escribiendo!!!!!!!!!!!!

    ResponElimina
  3. QUEREMOS OTRA ENTREGA, YA!

    ResponElimina
  4. La inspiración, al igual que un buen polvo, no lo buscas, viene. Pero tranquilo/a , volverá.

    ResponElimina
  5. pues como te tarden tanto en venir los polvos hijo mio.........

    ResponElimina