dissabte, 27 de març de 2010

DIARIO DE VIAJE DE UN BORRACHO SOLITARIO 3

(viene del anterior, y el anterior del anterior...y así hasta remontarnos a la puta época de los dinosaurios).

Entonces, mi "nuevo amigo negro" pidió a la camarera dos cervezas más. Una para él y la otra para mi. El sr.negro ya tenía la excusa perfecta para poder sentarse con alguien y hablar. A mi no me disgustaba, aunque tampoco me gustaba. Era un solitario, así que no andaba buscando compañía masculina. La femenina siempre la busco cuando me apetece. Pagando o no, la circustancia lo elegía, no yo.

-Entonces amigo-dijo él- ¿qué buscas en la vida?
-¿En la vida? ¿En toda la vida? Uff...para contestarte a ello debería haber bebido mucho más. Debería haber bebido todo el alcohol destilado y sin destilar que tienen aquí. Y, probablemente, haberme follado a la camarera en la despensa. Y a la madre de la camarera quizás. Sí, a la madre de la camarera también. Pero, a groso modo, todos nacemos y llegado un día palmamos. Simplemente hay que elegir el camino que más le llena a cada uno para hacer ese viaje entre que sales del coño de tu madre y el estirar la pata de la forma más amena posible. Y mi forma es esta. Beber, joder, apostar y arriesgar. Y, casi todo esto lo hago mejor sólo.
-Vaya...así que joder lo haces mejor sólo....
-Dije casi todo. ¡CASI!
-Ja-ja-ja, era broma amigo.


Después de una conversación un tanto tribial alrededor de su nacionalidad, de qué hacía allá en Vigo, etc... dijo:
-Oye amigo (con voz triste), pide lo que quieras que mañana me caso y he cruzado más palabras contigo que con mi prometida.
-¡Joder! No te pongas mariquita conmigo. ¡No pienso destrozar un matrimonio que se ve a la legua que será tan próspero! No puedo hacer eso...ja-ja-ja
-Mis padres concertaron la boda con una prima lejana que apenas nos vimos cuando teníamos siete años.
-Allá en África...¿con siete años ya follais?
-¡No, joder!
-¿Entonces...que coño te une a ella?
-No lo entiendes. No es ella. No soy yo...
-Tienes razón, no lo entiendo. Pero tampoco quiero entenderlo. Es una mierda. ¡Una grandiosa y pestilente mierda!


Seguimos bebiendo en silencio durante un buen rato y luego se largó. Había estado hablando con él quizás un par de horas. Me había contado sus intimidades y apenas recuerdo si me dijo su nombre. Juraría que no lo dijo. Da igual, tampoco me importaba. Era una triste historia. Daba igual el nombre, no la iba a humanizar. Tampoco me haría perder el sueño. Es más, a la mañana siguiente probablemente lo habría olvidado. Me largué del bar deseándole buena suerte a mi amigo-desconocido el "sr.negro".
Al salir del bar se me antojó ir a ver un espectáculo de burlesque. Chicas con estética pin-up, tatuadas, bailando sensualmente y despelotándose. Luego de eso, masturbación y a dormir. Era el plan perfecto para aquel momento. Pero, mi puto gozo en un pozo. Sólo encontré clubs de riguroso gusto estético y peepshows que daban la impresión de pagar a sus chicas con algo de crack. Seguramente lo harían. O eso o en los 80 eran todas componentes de algún grupo punk estatal. Pero, esa idea la descarté rápidamente. Me quedaba con la del salario en pipas de crack.
En esos antros ni bebí, ni toqué ni follé. Antes hubiese metido mi polla en un jodido hormiguero repleto de hormigas africanas-culonas. Visto el escaso éxito de mi búsqueda me fui a dormir no sin antes tener que esquivar a un indigente que andaba pidiendo dinero delante de un 24 horas y a un chapero tartaja que daba asco sólo con mirarle.



------------CONTINUARÁ-----------

3 comentaris:

  1. Vaya puta vida miserable. Mujeres fáciles (o pajas, según las ganas y la suerte), alcohol y dos ojos más negros que tu nuevo amigo. Da igual, es la tuya, la que eliges y la que vives. Y a los demás que nos den por el mismísimo trasero ¿verdad muchacho?

    ¡Yo aún puedo beber y follar! (ambos a partes iguales)

    ResponElimina
  2. Sobre lo del trasero...eso sinceramente lo dejo a la voluntad de cada uno, en ese tema no entro (por suerte).
    Sobre el resto, y aunque parezca raro, comparto tu opinión, es una puta mierda de vida, miserable y ruín. De todas formas, como dije en la primera entrega, éste relato no es autobiográfico (creo recordar -porque me da suma pereza buscarlo- que comenté que sólo correspondía un 5% de lo relatado a la realidad, elige tu mismo cual es el 5% real).
    Un saludo!
    PD: Yo follo más que bebo, puesto que esto último lo reservo sólo a los fines de semana.

    ResponElimina
  3. PD2: Gazapo! He mirado la primera entrada, y, debo decir que no ponía nada acerca de la veracidad de los hechos. Iba a ponerlo pero por alguna razón, al final no lo puse. De todas formas, no tiene importancia. Puede ser 100% falso, 100% real o con porcentajes de imaginación y otros de veracidad.

    ResponElimina